Carceles en Cuba
Calendario
September 2017
M T W T F S S
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Tortura

    Cómo hacer la revolución?

    ¿Cómo hacer la revolución? Reseña del libro Cómo hacer la revolución: Instrucciones para cambiar el mundo, de Srdja Popovic Equinongo Echeverría, Nueva York | 15/07/2017 2:47 pm El biólogo Srdja Popovic (Belgrado, Serbia, 1973) dirige el Center for Applied Nonviolent Action and Strategies (CANVAS), una organización no gubernamental dedicada a asesorar a los movimientos civiles […] Continue reading

    “Fue mucha la tortura”, afirma opositora liberada tras un año en prisión

    “Fue mucha la tortura”, afirma opositora liberada tras un año en prisión julio 02, 2017 La Dama de Blanco y activista de UNPACU Jaqueline Heredia Morales, paciente de VIH, denunció que su salud se deterioró producto del maltrato sufrido en la cárcel, y que ahora es “un caso de SIDA”. La recién excarcelada activista de […] Continue reading

    "Fue mucha la tortura", afirma opositora liberada tras un año en prisión

    "Fue mucha la tortura", afirma opositora liberada tras un año en prisión
    julio 02, 2017

    La Dama de Blanco y activista de UNPACU Jaqueline Heredia Morales,
    paciente de VIH, denunció que su salud se deterioró producto del
    maltrato sufrido en la cárcel, y que ahora es "un caso de SIDA".
    La recién excarcelada activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU)
    y del movimiento de las Damas de Blanco, Jaqueline Heredia Morales, dijo
    a Martí Noticias que estaba en "libertad", aunque no sabría definir "qué
    tipo de libertad", porque deberá presentarse este lunes ante un tribunal.

    "El lunes debo presentarme frente al tribunal de Boyeros", explicó la
    opositora, liberada tras un año en prisión, y agregó que como son cuatro
    las activistas en su misma causa, deberían estar sueltas las cuatro.

    Heredia Morales fue detenida el 4 de abril de 2016 junto a las
    opositoras Yunet Cairo Reigada, Xiomara Cruz Miranda y Marietta Martínez
    Aguilera durante una protesta en el Parque de la Fraternidad de La
    Habana Vieja, donde gritaron consignas contra el gobierno y a favor de
    los derechos humanos.

    Las cuatro mujeres fueron juzgadas el pasado 14 de junio y regresadas a
    prisión, y condenadas a 3 años de privación de libertad.

    Heredia Morales había recibido con anterioridad la sanción de 4 años de
    cárcel, acusada de "desacato" por filmar el acoso de policías e
    inspectores estatales contra un bicitaxista en La Habana en marzo de
    2016. Durante el arresto gritó "¡Abajo Fidel!" y "¡Abajo la Dictadura!".

    Declaraciones de la opositora Jaqueline Heredia Morales
    0:00:00/0:01:34 Enlace directo
    Reproductor en mini ventana

    "De salud no estoy bien, yo no estoy bien. Fue mucha la tortura. Mis CD4
    bajaron mucho", señaló la opositora, y agregó que entró a la cárcel
    diagnosticada como un caso de VIH y "hoy soy un caso de SIDA gracias a
    ellos", dijo en referencia a las autoridades.

    En febrero pasado, Heredia Morales denunció desde la cárcel que sus CD4
    habían pasado de 785 (células/mm3) a 200, y que había sido diagnosticada
    de tuberculosis.

    Las celulas CD4 se encargan de la respuesta inmune en el organismo. Su
    conteo permite saber el estado de salud de un paciente de VIH y el
    riesgo de que pueda desarrollar una enfermedad oportunista.

    Familiares de las otras tres activistas confirmaron que hasta el momento
    no han sido liberadas, y todavía esperan que baje la sentencia firme
    como resultado del juicio que enfrentaron hace ya 15 días.

    (Redactado por Armando de Armas, con reporte de Yolanda Huerga)

    Source: "Fue mucha la tortura", afirma opositora liberada tras un año en
    prisión -
    https://www.martinoticias.com/a/cuba-opositora-liberada-denuncia-tortura-carcel/148046.html Continue reading

    Jorge Cervantes, preso político cubano en estado crítico, tras huelga de hambre

    Jorge Cervantes, preso político cubano en estado crítico, tras huelga de hambre Lleva 34 días en huelga de hambre en una cárcel cubana, a la que fue a parar después de denunciar prácticas represivas de la policía del régimen castrista. Unas prácticas habituales que han llevado entre rejas a 140 activistas VICTORIA GARCÍAMadrid 26/06/2017 – […] Continue reading

    Cuba, resistencia y activismo. Tres rostros en el límite

    Cuba, resistencia y activismo. Tres rostros en el límite Difundir los rostros de la oposición cubana es un deber Sábado, junio 3, 2017 | Miguel Iturria Savón VALENCIA, España.- Cuba, aquella isla que transitó de la libertad a la dictadura, apenas genera titulares en los medios de prensa internacionales. Hasta los mercaderes de utopías fallidas […] Continue reading

    Abusos e impunidad en el Vivac de La Habana,

    Abusos e impunidad en el Vivac de La Habana,
    2 Mayo, 2017 9:42 pm por Oscar Sánchez Madan

    Cidra, Matanzas, Oscar Sánchez, (PD) El Vivac de Calabazar, centro de
    detención ubicado en esta localidad de la capital cubana, se ha
    convertido en un antro de tortura y perdición, a pesar de las labores e
    iniciativas promovidas por el gobierno y la jefatura de la Policía
    Nacional Revolucionaria (PNR) para mejorar allí la organización, la
    disciplina y las condiciones de vida de los arrestados.

    Dicha instalación acoge temporalmente a ciudadanas y ciudadanos
    provenientes de las diferentes unidades de la PNR capitalina que serán
    trasladados a prisiones para extinguir sanciones penales. También recibe
    a personas que esperan para ser presentadas ante los tribunales o
    deportadas a sus provincias de origen, tras ser declaradas "residentes
    ilegales".

    A pesar de que se trata de un centro moderno con mejores condiciones de
    iluminación, ventilación y de que la alimentación es aceptable, al igual
    que el suministro de ropa de cama, aseo, etc., la higiene, tanto en los
    locales de alojamiento de los internos, como los utilizados por los
    agentes del orden, es deficiente.

    La instalación es custodiada por casi veinte policías de la brigada
    especializada. Algunos de ellos maltratan de palabra y de obra a algunos
    detenidos, mientras se dejan sobornar por otros que actúan como sus
    colaboradores, (chivatos) que conforman una suerte de mafia utilizada
    para doblegar a los internos rebeldes, desde la imposición de estados de
    opinión que favorecen a la policía o mediante el empleo de la fuerza.

    Para sobornar a los policías, dichos reclusos usan dinero, jabones de
    baño, pasta dental y cajas de cigarrillos. El objetivo del soborno,
    recibir un mejor trato de los guardias, a quienes llaman "padrinos" esto
    puede revertirse en más visitas familiares con mayor tiempo de duración,
    paseos hasta la enfermería como vía de relajación, trabajar en el
    comedor y recibir mayor cantidad de alimentos, entre otros mínimos
    beneficios.

    Una muestra de abuso físico a los internos, lo constituye la golpiza que
    le propinó el agente identificado con el número 04243 a un joven
    afrodescendiente de cerca de 27 años durante la tarde del 27-04-2017 en
    el destacamento 4. Tras derribarlo a puñetazos en el suelo, el
    corpulento gendarme levantó al detenido y lo empujó con fuerza contra el
    marco metálico de una puerta, el golpe dejó una herida en el rostro del
    interno, entre las cejas de la que emanó abundante sangre. Tras caer el
    piso, desmayado al muchacho le condujeron con urgencia a un centro de
    atención médica.

    Sobre este hecho reprobable no se realizó ninguna investigación. El
    agente permaneció en su puesto de guardia, como si nada hubiera
    ocurrido. Bueno resulta aclarar que el detenido nunca golpeó al policía,
    ni le alzo la voz, antes, durante o después de la agresión.

    Resulta alarmante el hecho de que la jefatura del Vivac conoce que dicho
    oficial, (el agresor) es extremadamente violento y que debiera ser
    atendido por un especialista ya que sufre un trastorno bastante notable.
    Actúa a veces como el mejor de los amigos y de repente se transforma en
    el más cruel de los sicarios.

    Es hora que la jefatura de la policía en la capital preste más atención
    a lo que ocurre en el Vivac. Tanto los agentes que custodian dicha
    instalación, como quienes lo visitan en calidad de arrestados, son en su
    mayoría jóvenes de la raza negra o mestizos de menos de cuarenta años de
    edad. Debe llegar el día en que en dicho centro, la corrupción, los
    abusos y la impunidad dejen de ser una asignatura permanente.
    primaveradigital2011@gmail.com; Oscar Sánchez Madan

    Source: Abusos e impunidad en el Vivac de La Habana, | Primavera Digital
    -
    https://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/abusos-e-impunidad-en-el-vivac-de-la-habana/ Continue reading

    Nueva estrategia, más represión

    Nueva estrategia, más represión El régimen castrista busca recursos dentro de su Código Penal para convertir a los opositores en “presos comunes” Viernes, abril 7, 2017 | Martha Beatriz Roque Cabello LA HABANA, Cuba.- Hay un dicho popular que reza: “siempre que sucede igual, pasa lo mismo”. Dicho aplicable a la nueva estrategia de hostigamiento […] Continue reading

    El terrorismo de Estado en Cuba

    El terrorismo de Estado en Cuba La cadena de mando desde la Fiscalía General de la República hasta la policía, conduce el terrorismo de Estado en Cuba Marlene Azor Hernández, Ciudad de México | 06/04/2017 9:03 am La delegación cubana ante el Comité de la ONU contra las desapariciones forzadas, declaró en su sesión del […] Continue reading

    Los tres hermanos en huelga de hambre en Holguín están hospitalizados y ‘esposados’ a sus camas

    Los tres hermanos en huelga de hambre en Holguín están hospitalizados y
    'esposados' a sus camas
    DDC | Holguín | 31 de Marzo de 2017 - 19:40 CEST.

    Los hermanos Anairis y Adairis Miranda y Fidel Batista
    Leyva, prisioneros por su activismo contra el régimen en Holguín, se
    encuentran hospitalizados en la provincia. A pesar de encontrarse en una
    delicada situación de salud tras 25 días en huelga, permanecen
    esposados, según denunció Maydolis Leyva Portelles.

    "Ayer (jueves) en la tarde, la jefa de la sección de mujeres de
    Prisiones, la mayor Dailí, me llevó al Hospital Clínico Quirúrgico para
    que me entrevistara con ella y el médico que está atendiendo a mi hija
    Adairis. Cuando llegamos allí, como en dos ocasiones anteriores, fuimos
    para la dirección del hospital", relató Leyva a DIARIO DE CUBA.

    "Cuando entramos habían muchos altos jefes del MININT uniformados.
    Estaban el director del Clínico, la vicedirectora jefa de Atención al
    Paciente Grave del hospital Lenin, donde tienen a Anairis, una
    psicóloga. Estaban muy rabiosos, furiosos, pretendían entre todos
    obligarme a que yo les firmara un documento de autorización al personal
    médico y al MININT para darle atención médica y alimentación forzada a
    mis hijos", añadió.

    "Yo les dije que no. No voy a permitir que ellos terminen de reprimir a
    mis hijos, yo los quiero con la vida, pero respeto su criterio, les dije
    que eran personas de inteligencia normal, adultos, y que habían tomado
    esa determinación de plantarse en huelga de hambre en prisión, en
    familia. Yo me comprometí a respetar esa decisión, a apoyarlos", explicó.

    Leyva señaló que varios agentes del régimen la llamaron "mala madre".
    Sin embargo, ella responsabilizó a "la dictadura de Raúl Castro" de lo
    que sucediera a sus hijos.

    "El jefe de enfrentamiento de la Seguridad del Estado aquí en Holguín,
    Félix Agüero, me mandó a decir a mis hijos y a mí (cuando tuvimos el
    juicio) que él ya tenía preparados los tres cajones fúnebres para el día
    en que murieran, y que ellos ya tenían la caja de cerveza guardada para
    tomársela ese día", relató.

    Denunció que su hijo Fidel Manuel Batista Leyva está en estos momentos
    en la sala de penados del hospital Lenin esposado pese a su estado de salud.

    "Mi hijo me pidió a través de una ventanita un par de medias para cubrir
    unas heridas que le han hecho los grilletes en los tobillos. Me sacaron
    de allí a la fuerza", lamentó.

    Las condiciones de Adairis son las más preocupantes.

    "No me quieren decir su peso. Ella entró a la prisión el día 7 de marzo
    con 33 kilogramos y ya lleva 25 días en esta situación, imagínate en
    cuánto estará ahora. Así la tenían en terapia intermedia esposada a la
    cama y con grilletes en los pies y la cadena desde la cintura", describió.

    "Eso es una canallada. A Fidel Castro nunca le pusieron grilletes. Raúl
    Castro no quiere darle la libertad a mis hijos aún con toda la campaña
    que hay. Mi hijo tiene 33 años, es un joven, no tiene ni siquiera hijos.
    Las gemelas, 27. Raúl Castro está empeñado en truncarles la vida. Si mis
    hijos mueren no será por la huelga de hambre sino por culpa de Raúl
    Castro", condenó.

    "No me dejan ver a mis hijos, ni pasarles la mano, ni darles un beso, ni
    decirles Dios te bendiga. Los demás pacientes, hasta los pacientes
    graves, tienen cinco minutos en el día para que sus familiares estén con
    ellos. A mí no me lo permiten, es una tortura constante", concluyó.

    Source: Los tres hermanos en huelga de hambre en Holguín están
    hospitalizados y 'esposados' a sus camas | Diario de Cuba -
    http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1490982024_30064.html Continue reading

    La Dama de Blanco Lismerys Quintana es trasladada a una prisión en Sancti Spíritus

    La Dama de Blanco Lismerys Quintana es trasladada a una prisión en Sancti Spíritus DDC | La Habana | 30 de Marzo de 2017 – 21:16 CEST. La Dama de Blanco Lismerys Quintana Ávila, condenada el lunes a seis meses de prisión por “impago de multas”, fue trasladada la madrugada de este jueves a una […] Continue reading

    Autoridades cubanas impiden a Berta Soler salir del país

    Autoridades cubanas impiden a Berta Soler salir del país Armando de Armas / martinoticias.com Soler asegura que al exigirle una explicación, el agente aduanero concedió en explicarle que no podía salir del país por una multa que no había ella pagado, presuntamente debido a que había echado papeles en el pavimento. La líder del movimiento […] Continue reading

    ‘A partir de ahora no tienes nombre’ – ser prisionero en Villa Marista

    'A partir de ahora no tienes nombre': ser prisionero en Villa Marista
    Este jueves será lanzado a la venta el testimonio del inglés Stephen Purvis
    Lunes, marzo 20, 2017 | CubaNet

    MIAMI, Estados Unidos.- El testimonio del arquitecto inglés Stephen
    Purvis que será lanzado a la venta el próximo 23 de marzo cuenta cómo
    este hombre que llegó a Cuba como empleado de una compañía extranjera
    terminó en el lugar más temido por los cubanos: los calabozos de Villa
    Marista.

    El periódico The Guardian publicó un resumen de lo que será este libro,
    a la venta ya en la web.

    A le habían ofrecido un trabajo como director de desarrollo con Coral
    Capital, una empresa de inversión y comercio, y decidió mudarse a la
    isla con su esposa.

    Su tarea era buscar oportunidades de joint venture con el Gobierno
    cubano. Los proyectos incluyeron el primer campo de golf que se
    construyó en la isla desde la revolución de 1959, y la remodelación del
    hotel Saratoga.

    "La última vez que vi a Purvis en La Habana fue en 2011, pocas semanas
    antes de su arresto, en una fiesta de Año Nuevo (yo había sido el
    corresponsal de la BBC en Cuba entre 2002 y 2007), pues la llegada del
    Año Nuevo es una gran cosa en Cuba, en parte porque coincide con el
    aniversario de la revolución castrista y allí estaban nada menos que dos
    de las hijas del general Raúl Castro", señala el periodista Stephen
    Gibbs para The Guardian.

    Era el mismo período en que proliferaban los arrestos a empresarios
    extranjeros en Cuba, entre ellos los canadienses Sarkis Yacoubian y Cy
    Tokmakjian. Raúl Castro había desatado una "ola anticorrupción".

    "La sensación de un destino inminente estaba creciendo día a día", dice
    Purvis, que admitiría haber sido "un idiota" por no dejar la isla cuando
    todavía podía. No lo decidió así porque estaba convencido de que no
    había hecho nada malo.

    Sin embargo, el 8 de marzo de 2012 lo detuvieron. Una flota de Ladas sin
    matrícula se detuvo estrepitosamente frente a su casa al amanecer. Se lo
    llevaron esposado, la cabeza entre rodillas, a una casa anónima de
    estilo art decó cerca del aeropuerto. Allí, fue acusado de actuar un
    "enemigo del Estado".

    Purvis fue aconsejado de no contratar a un abogado y cooperar
    inmediatamente. Luego fue llevado a Villa Marista, uno de los cuarteles
    de la Seguridad el Estado cubana.

    Uno de los oficiales de allí, cuando le informó de las reglas del lugar,
    le dijo: "A partir de ahora no tienes nombre" y le asignó el número 217.

    En un fragmento del libro sobre la entrada a Villa Marista se lee:

    "Este lugar fue originalmente destinado a ser un seminario, pero ahora
    no hay ningún signo de ninguna inspiración celestial. Dios ha abandonado
    el lugar y está en las manos del lado oscuro. Aquí es donde se encierra
    a los presuntos agentes de la CIA, donde los funcionarios purgados se
    arrepienten y donde todos los cubanos temen pisar. Aquí es donde el
    contratista estadounidense Alan Gross fue interrogado durante meses y
    meses para tratar de probar que era un espía y no un activista judío.
    Esta es su Lubyanka, su cuartel general de la Gestapo. Estos toscos y
    verdes bloques están diseñados para extraer confesiones, reales o
    fantásticas, para paralizar mentalmente a los enemigos del Estado. Tiene
    una temible reputación de tortura psicológica".

    "Salimos a un amplio corredor… Me empujan a una habitación de lado y me
    ordenan poner todas mis cosas encima de un colchón repugnante, sucio,
    manchado de mierda. Una almohada manchada con sangre es tirada en la
    parte superior. Miro fijamente la sangre con incredulidad, una ola de
    desesperación dentro de mí…"

    "Me arrastro, ahora casi catatónico. El guardia tiene una cadena larga
    que lo rodea y un enorme bastón de goma bamboleante que golpea contra la
    pared mientras marcha. Todo está en silencio excepto por el goteo del
    agua, el chirrido de las botas de los guardias y el sollozo de un hombre
    en una celda…"

    Source: 'A partir de ahora no tienes nombre': ser prisionero en Villa
    Marista CubanetCubanet -
    https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/partir-de-ahora-no-tienes-nombre-ser-prisionero-en-villa-marista/ Continue reading

    ‘A partir de ahora no tienes nombre’ – ser prisionero en Villa Marista

    ‘A partir de ahora no tienes nombre’: ser prisionero en Villa Marista Este jueves será lanzado a la venta el testimonio del inglés Stephen Purvis Lunes, marzo 20, 2017 | CubaNet MIAMI, Estados Unidos.- El testimonio del arquitecto inglés Stephen Purvis que será lanzado a la venta el próximo 23 de marzo cuenta cómo este […] Continue reading

    Banalidad del mal y Derecho Penal

    Banalidad del mal y Derecho Penal Arbitrariedad judicial y abusos en Cuba; texto de las leyes y monopolio del poder legal Arnaldo M. Fernández, Broward | 21/03/2017 8:55 am El martes 7 de marzo, a eso de las nueve de la mañana, una redada de la policía en Colón, Matanzas, llevó a 11 opositores pacíficos […] Continue reading

    Stephen Purvis o la vida de un extranjero en Cuba… hasta que la Seguridad toca a la puerta

    Stephen Purvis o la vida de un extranjero en Cuba... hasta que la
    Seguridad toca a la puerta
    marzo 19, 2017

    El hogar de Purvis era una villa hermosa de los años 50, pronto llena
    con sus cuatro niños. Los sábados los pasaba en la piscina de un club en
    la playa. Pero el poderoso título de sus memorias, Close but No Cigar,
    es su propia admisión de lo mal que la vida puede terminar bajo un
    régimen comunista.
    Muchos recuerdan a inicios del nuevo milenio a Stephen Purvis en las
    recepciones de la embajada británica en La Habana con sus más de seis
    pies, cabello gris recortado, vaso de ron en la mano, una amplia sonrisa
    y buenas historias que contar, escribe Stephen Gibbs en The Guardian en
    un extenso artículo que narra la odisea del arquitecto inglés en La Habana.

    A Purvis le encantó Cuba, donde escapaba de la ordenada y aburrida vida
    capitalista en Wimbledon. Le habían ofrecido un trabajo como director de
    desarrollo con Coral Capital, una empresa de inversión y comercio, y
    decidió mudarse a la isla con su esposa, dice Gibbs en el artículo
    titulado 'From now on you have no name': life in a Cuban jail (A partir
    de ahora no tienes nombre: la vida en una cárcel cubana) .

    Coral Capital era una de varias pequeñas firmas extranjeras -casi todas
    encabezadas por individuos extravagantes y aventureros- que se
    instalaban en Cuba cuando el país buscaba socios internacionales después
    del colapso de la Unión Soviética.

    El trabajo de Purvis era buscar oportunidades de joint venture con el
    Gobierno comunista cubano. Los proyectos planificados incluyeron el
    primer campo de golf que se construyó en la isla desde la revolución de
    1959, y la remodelación de un hotel antes glamoroso, el Saratoga.

    Cuenta Gibbs que los Purvis se instalaron en una villa hermosa de los
    años 50 de la capital, pronto llena con sus cuatro niños. Los sábados
    los pasaba en la piscina de un club en la playa. Purvis también se metió
    en el teatro, produciendo en La Habana el espectáculo de danza cubana
    Havana Rakatan, que se exhibió con éxito por varios años en Londres.

    Nadie, por supuesto, imaginó que esos días de gloria terminarían tan
    abruptamente, con Purvis encarcelado en lo que él describe como un
    "zoológico" montado para meter a los enemigos del Estado. Pero así
    resultó. El poderoso título de sus memorias, Close but No Cigar, que
    saldrá a la venta este 23 de marzo, es su propia admisión de lo mal que
    la vida puede terminar bajo un régimen comunista.

    "La última vez que vi a Purvis en La Habana fue en 2011, pocas semanas
    antes de su arresto, en una fiesta de Año Nuevo (yo había sido el
    corresponsal de la BBC en Cuba entre 2002 y 2007), pues la llegada del
    Año Nuevo es una gran cosa en Cuba, en parte porque coincide con el
    aniversario de la revolución castrista y allí estaban nada menos que dos
    de las hijas del general Raúl Castro", señala Gibbs en su artículo.

    Para entonces, el terror cundía entre los extranjeros haciendo negocios
    en la isla. Muchos estaban susurrando que este probablemente sería su
    último fin de año en Cuba. Todos conocían a alguien que había estado
    atrapado en una misteriosa pero cada vez más amplia serie de arrestos.
    Dos destacados canadienses, Sarkis Yacoubian y Cy Tokmakjian, habían
    sido detenidos desde el verano. Un conocido empresario chileno, que
    antes se jactaba de ser amigo de Fidel Castro, había sido condenado en
    rebeldía a 20 años de cárcel. Y el jefe de Purvis, Amado Fakhre, el CEO
    británico-libanés de Coral Capital, había sido encarcelado en octubre.

    "La sensación de un destino inminente estaba creciendo día a día",
    recuerda Purvis. Asegura que sería el primero en admitir que fue "un
    idiota" por no dejar el país cuando todavía podía. Pero estaba
    convencido de que no había hecho nada malo.

    Ninguno de los extranjeros encarcelados había sido formalmente acusado
    de nada, pero se suponía que estaban atrapados en la promesa del general
    Castro de presuntamente "erradicar la corrupción".

    En el 2010, cientos de cubanos, incluyendo ministros y altos ejecutivos,
    habían sido detenidos o despedidos. La red se estaba ampliando a los
    extranjeros, que también estaban infringiendo la ley al pagar a sus
    empleados cualquier bonificación por la izquierda, o incluso comprarles
    el almuerzo.

    Purvis, que admite pagar una pequeña pensión a un ex empleado, está
    convencido de que los arrestos masivos no eran en realidad sobre la
    corrupción, sino la torpe purga de la vieja guardia de Fidel Castro, que
    estaba siendo reemplazada por una nueva camarilla (compuesta sobre todo
    de ex militares) aliada de su hermano Raúl.

    El 8 de marzo de 2012 vinieron por él. Poco después del amanecer, una
    flota de Ladas sin chapa se detuvo estrepitosamente frente a su casa.
    Purvis fue llevado esposado, su cabeza forzada entre sus rodillas, a una
    casa anónima de estilo art deco cerca del aeropuerto. Allí, fue acusado
    provisionalmente de ser un "enemigo del Estado". Se le aconsejó no
    contratar a un abogado y cooperar inmediatamente. De acuerdo con eso,
    fue llevado a la tristemente conocida cárcel de la Seguridad cubana
    conocida como Villa Marista, en lo que se describió, eufemísticamente,
    como "instrucción adicional", describe Gibbs.

    "Villa", como es conocida por los disidentes cubanos, es un antiguo
    seminario católico en las afueras de La Habana convertido por los
    castristas en centro de interrogatorio en 1963, donde utilizan técnicas
    perfeccionadas por la KGB. Eventualmente, dicen, todo el mundo "canta"
    en Villa. Purvis cree que él y su jefe son los únicos ingleses que han
    sido llevados allí. Durante meses, se convirtió en "Prisionero 217". Su
    vida fue totalmente controlada por un hombre conocido como "el
    instructor". Pasaba casi cada hora del día en una celda del tamaño de un
    colchón, con otros tres internos (uno de los cuales creía que era un
    informante del gobierno). Los cuatro compartían una letrina abierta.

    Las terribles condiciones sólo fueron atenuadas por los "juegos
    psicológicos" de los interrogatorios que tuvieron lugar día y noche.
    Purvis dice que fue interrogado durante horas, a menudo sobre los
    detalles de las vidas de otros extranjeros en la isla. La intención era
    hacer que informara sobre cualquiera que pudiera haber hecho algo
    ilegal, por poco que fuera. Purvis dice que se negó a hacerlo,
    probablemente ahorrando a otros expatriados (algunos de los cuales aún
    viven y trabajan en Cuba) un destino similar al suyo propio. No niega
    que "la tentación estaba allí", señala Gibbs.

    Después de meses en Villa Marista, dice que se sentía "a la deriva",
    dormía poco y estaba perdiendo su visión. Aproximadamente una vez al mes
    escuchaba de un intento de suicidio cerca. La tensión en su familia era
    enorme. Su esposa sufrió un colapso y tuvo que ser hospitalizada. La
    anciana madre de Purvis vino a Cuba para cuidar a los niños antes de que
    finalmente se tomara la decisión de que la familia se fuera del país.

    En su libro, Purvis es mordaz sobre la falta de ayuda recibida de la
    embajada del Reino Unido en La Habana. Ninguna escolta consular fue
    ofrecida a la esposa y los hijos de Purvis el día que salieron de Cuba.

    Purvis fue trasladado a La Condesa, una prisión de máxima seguridad para
    extranjeros. Describe a sus compañeros allí como "un grupo mixto" de
    inocentes, asesinos, violadores y narcotraficantes.

    En junio de 2013 se organizó una fachada de juicio, en un proceso que
    finalmente conduciría a la libertad de Purvis, al tiempo que le
    convencía del carácter burlesco de la justicia cubana. Como el juicio
    era secreto, no se le mostró ninguna evidencia, por lo que nunca tuvo
    oportunidad de saber de qué se le acusaba o de preparar una defensa.
    Purvis fue declarado culpable de transacciones ilegales en moneda
    extranjera. Su condena fue de dos años y medio de duración sin custodia.
    Fue puesto en libertad.

    Todos sus bienes en Cuba se han perdido. El proyecto del campo de golf
    en el que trabajó ha sido asumido por una empresa china. El Saratoga es
    ahora considerado el mejor hotel de Cuba. Madonna celebró su 58
    cumpleaños allí el año pasado. Los inversionistas de Coral Capital
    todavía están tratando de recuperar su desembolso.

    Después de regresar a Londres, dice que se volvió "agresivo y volátil".
    Los hábitos penitenciarios eran difíciles de sacudir. Con frecuencia
    llamaba a la cárcel de La Condesa para hablar con sus amigos allí.

    Purvis dice que se está "recuperando ahora", y el proceso de escribir
    este impactante libro de memorias, que ha sido nominado para un premio
    Gold Dagger, ha ayudado a ese proceso.

    En un fragmento del libro sobre la entrada a Villa Marista se lee:

    "Este lugar fue originalmente destinado a ser un seminario, pero ahora
    no hay ningún signo de ninguna inspiración celestial. Dios ha abandonado
    el lugar y está en las manos del lado oscuro. Aquí es donde se encierra
    a los presuntos agentes de la CIA, donde los funcionarios purgados se
    arrepienten y donde todos los cubanos temen pisar. Aquí es donde el
    contratista estadounidense Alan Gross fue interrogado durante meses y
    meses para tratar de probar que era un espía y no un activista judío.
    Esta es su Lubyanka, su cuartel general de la Gestapo. Estos toscos y
    verdes bloques están diseñados para extraer confesiones, reales o
    fantásticas, para paralizar mentalmente a los enemigos del Estado. Tiene
    una temible reputación de tortura psicológica.

    Salimos a un amplio corredor… Me empujan a una habitación de lado y me
    ordenan poner todas mis cosas encima de un colchón repugnante, sucio,
    manchado de mierda. Una almohada manchada con sangre es tirada en la
    parte superior. Miro fijamente la sangre con incredulidad, una ola de
    desesperación dentro de mí…

    Me arrastro, ahora casi catatónico. El guardia tiene una cadena larga
    que lo rodea y un enorme bastón de goma bamboleante que golpea contra la
    pared mientras marcha. Todo está en silencio excepto por el goteo del
    agua, el chirrido de las botas de los guardias y el sollozo de un hombre
    en una celda"...

    (Basado en el artículo 'From now on you have no name': life in a Cuban
    jail, publicado por Stephen Gibbs en The Guardian)

    Source: Stephen Purvis o la vida de un extranjero en Cuba... hasta que
    la Seguridad toca a la puerta -
    http://www.martinoticias.com/a/cuba-britanico-stephen-purvis-prision-libro/141336.html Continue reading

    Tras las rejas en Cuba

    Tras las rejas en Cuba
    Por Rafa -19 Marzo, 2017

    Las desgracias de un 'capitalista' aprovechador que quiso hacer negocios
    en la isla de los Castro y le salió el tiro por la culata.

    El hogar de Purvis era una villa hermosa de los años 50, pronto llena
    con sus cuatro niños. Los sábados los pasaba en la piscina de un club en
    la playa. Pero el poderoso título de sus memorias, Close but No Cigar,
    es su propia admisión de lo mal que la vida puede terminar bajo un
    régimen comunista.

    Muchos recuerdan a inicios del nuevo milenio a Stephen Purvis en las
    recepciones de la embajada británica en La Habana con sus más de seis
    pies, cabello gris recortado, vaso de ron en la mano, una amplia sonrisa
    y buenas historias que contar, escribe Stephen Gibbs en The Guardian en
    un extenso artículo que narra la odisea del arquitecto inglés en La Habana.

    A Purvis le encantó Cuba, donde escapaba de la ordenada y aburrida vida
    capitalista en Wimbledon. Le habían ofrecido un trabajo como director de
    desarrollo con Coral Capital, una empresa de inversión y comercio, y
    decidió mudarse a la isla con su esposa, dice Gibbs en el artículo
    titulado 'From now on you have no name': life in a Cuban jail (A partir
    de ahora no tienes nombre: la vida en una cárcel cubana) .

    Coral Capital era una de varias pequeñas firmas extranjeras -casi todas
    encabezadas por individuos extravagantes y aventureros- que se
    instalaban en Cuba cuando el país buscaba socios internacionales después
    del colapso de la Unión Soviética.

    El trabajo de Purvis era buscar oportunidades de joint venture con el
    Gobierno comunista cubano. Los proyectos planificados incluyeron el
    primer campo de golf que se construyó en la isla desde la revolución de
    1959, y la remodelación de un hotel antes glamoroso, el Saratoga.

    Cuenta Gibbs que los Purvis se instalaron en una villa hermosa de los
    años 50 de la capital, pronto llena con sus cuatro niños. Los sábados
    los pasaba en la piscina de un club en la playa. Purvis también se metió
    en el teatro, produciendo en La Habana el espectáculo de danza cubana
    Havana Rakatan, que se exhibió con éxito por varios años en Londres.

    Close but no Cigar, las memorias del arquitecto británico Stephen
    Purvis, arrestado en Cuba en 2012.
    Close but no Cigar, las memorias del arquitecto británico Stephen
    Purvis, arrestado en Cuba en 2012.

    Nadie, por supuesto, imaginó que esos días de gloria terminarían tan
    abruptamente, con Purvis encarcelado en lo que él describe como un
    "zoológico" montado para meter a los enemigos del Estado. Pero así
    resultó. El poderoso título de sus memorias, Close but No Cigar, que
    saldrá a la venta este 23 de marzo, es su propia admisión de lo mal que
    la vida puede terminar bajo un régimen comunista.

    "La última vez que vi a Purvis en La Habana fue en 2011, pocas semanas
    antes de su arresto, en una fiesta de Año Nuevo (yo había sido el
    corresponsal de la BBC en Cuba entre 2002 y 2007), pues la llegada del
    Año Nuevo es una gran cosa en Cuba, en parte porque coincide con el
    aniversario de la revolución castrista y allí estaban nada menos que dos
    de las hijas del general Raúl Castro", señala Gibbs en su artículo.

    Para entonces, el terror cundía entre los extranjeros haciendo negocios
    en la isla. Muchos estaban susurrando que este probablemente sería su
    último fin de año en Cuba. Todos conocían a alguien que había estado
    atrapado en una misteriosa pero cada vez más amplia serie de arrestos.
    Dos destacados canadienses, Sarkis Yacoubian y Cy Tokmakjian, habían
    sido detenidos desde el verano. Un conocido empresario chileno, que
    antes se jactaba de ser amigo de Fidel Castro, había sido condenado en
    rebeldía a 20 años de cárcel. Y el jefe de Purvis, Amado Fakhre, el CEO
    británico-libanés de Coral Capital, había sido encarcelado en octubre.

    "La sensación de un destino inminente estaba creciendo día a día",
    recuerda Purvis. Asegura que sería el primero en admitir que fue "un
    idiota" por no dejar el país cuando todavía podía. Pero estaba
    convencido de que no había hecho nada malo.

    Ninguno de los extranjeros encarcelados había sido formalmente acusado
    de nada, pero se suponía que estaban atrapados en la promesa del general
    Castro de presuntamente "erradicar la corrupción".

    En el 2010, cientos de cubanos, incluyendo ministros y altos ejecutivos,
    habían sido detenidos o despedidos. La red se estaba ampliando a los
    extranjeros, que también estaban infringiendo la ley al pagar a sus
    empleados cualquier bonificación por la izquierda, o incluso comprarles
    el almuerzo.

    Purvis, que admite pagar una pequeña pensión a un ex empleado, está
    convencido de que los arrestos masivos no eran en realidad sobre la
    corrupción, sino la torpe purga de la vieja guardia de Fidel Castro, que
    estaba siendo reemplazada por una nueva camarilla (compuesta sobre todo
    de ex militares) aliada de su hermano Raúl.

    El 8 de marzo de 2012 vinieron por él. Poco después del amanecer, una
    flota de Ladas sin chapa se detuvo estrepitosamente frente a su casa.
    Purvis fue llevado esposado, su cabeza forzada entre sus rodillas, a una
    casa anónima de estilo art deco cerca del aeropuerto. Allí, fue acusado
    provisionalmente de ser un "enemigo del Estado". Se le aconsejó no
    contratar a un abogado y cooperar inmediatamente. De acuerdo con eso,
    fue llevado a la tristemente conocida cárcel de la Seguridad cubana
    conocida como Villa Marista, en lo que se describió, eufemísticamente,
    como "instrucción adicional", describe Gibbs.

    "Villa", como es conocida por los disidentes cubanos, es un antiguo
    seminario católico en las afueras de La Habana convertido por los
    castristas en centro de interrogatorio en 1963, donde utilizan técnicas
    perfeccionadas por la KGB. Eventualmente, dicen, todo el mundo "canta"
    en Villa. Purvis cree que él y su jefe son los únicos ingleses que han
    sido llevados allí. Durante meses, se convirtió en "Prisionero 217". Su
    vida fue totalmente controlada por un hombre conocido como "el
    instructor". Pasaba casi cada hora del día en una celda del tamaño de un
    colchón, con otros tres internos (uno de los cuales creía que era un
    informante del gobierno). Los cuatro compartían una letrina abierta.

    Las terribles condiciones sólo fueron atenuadas por los "juegos
    psicológicos" de los interrogatorios que tuvieron lugar día y noche.
    Purvis dice que fue interrogado durante horas, a menudo sobre los
    detalles de las vidas de otros extranjeros en la isla. La intención era
    hacer que informara sobre cualquiera que pudiera haber hecho algo
    ilegal, por poco que fuera. Purvis dice que se negó a hacerlo,
    probablemente ahorrando a otros expatriados (algunos de los cuales aún
    viven y trabajan en Cuba) un destino similar al suyo propio. No niega
    que "la tentación estaba allí", señala Gibbs.

    Después de meses en Villa Marista, dice que se sentía "a la deriva",
    dormía poco y estaba perdiendo su visión. Aproximadamente una vez al mes
    escuchaba de un intento de suicidio cerca. La tensión en su familia era
    enorme. Su esposa sufrió un colapso y tuvo que ser hospitalizada. La
    anciana madre de Purvis vino a Cuba para cuidar a los niños antes de que
    finalmente se tomara la decisión de que la familia se fuera del país.

    En su libro, Purvis es mordaz sobre la falta de ayuda recibida de la
    embajada del Reino Unido en La Habana. Ninguna escolta consular fue
    ofrecida a la esposa y los hijos de Purvis el día que salieron de Cuba.

    Purvis fue trasladado a La Condesa, una prisión de máxima seguridad para
    extranjeros. Describe a sus compañeros allí como "un grupo mixto" de
    inocentes, asesinos, violadores y narcotraficantes.

    En junio de 2013 se organizó una fachada de juicio, en un proceso que
    finalmente conduciría a la libertad de Purvis, al tiempo que le
    convencía del carácter burlesco de la justicia cubana. Como el juicio
    era secreto, no se le mostró ninguna evidencia, por lo que nunca tuvo
    oportunidad de saber de qué se le acusaba o de preparar una defensa.
    Purvis fue declarado culpable de transacciones ilegales en moneda
    extranjera. Su condena fue de dos años y medio de duración sin custodia.
    Fue puesto en libertad.

    Todos sus bienes en Cuba se han perdido. El proyecto del campo de golf
    en el que trabajó ha sido asumido por una empresa china. El Saratoga es
    ahora considerado el mejor hotel de Cuba. Madonna celebró su 58
    cumpleaños allí el año pasado. Los inversionistas de Coral Capital
    todavía están tratando de recuperar su desembolso.

    Después de regresar a Londres, dice que se volvió "agresivo y volátil".
    Los hábitos penitenciarios eran difíciles de sacudir. Con frecuencia
    llamaba a la cárcel de La Condesa para hablar con sus amigos allí.

    Purvis dice que se está "recuperando ahora", y el proceso de escribir
    este impactante libro de memorias, que ha sido nominado para un premio
    Gold Dagger, ha ayudado a ese proceso.

    En un fragmento del libro sobre la entrada a Villa Marista se lee:

    "Este lugar fue originalmente destinado a ser un seminario, pero ahora
    no hay ningún signo de ninguna inspiración celestial. Dios ha abandonado
    el lugar y está en las manos del lado oscuro. Aquí es donde se encierra
    a los presuntos agentes de la CIA, donde los funcionarios purgados se
    arrepienten y donde todos los cubanos temen pisar. Aquí es donde el
    contratista estadounidense Alan Gross fue interrogado durante meses y
    meses para tratar de probar que era un espía y no un activista judío.
    Esta es su Lubyanka, su cuartel general de la Gestapo. Estos toscos y
    verdes bloques están diseñados para extraer confesiones, reales o
    fantásticas, para paralizar mentalmente a los enemigos del Estado. Tiene
    una temible reputación de tortura psicológica.

    Salimos a un amplio corredor… Me empujan a una habitación de lado y me
    ordenan poner todas mis cosas encima de un colchón repugnante, sucio,
    manchado de mierda. Una almohada manchada con sangre es tirada en la
    parte superior. Miro fijamente la sangre con incredulidad, una ola de
    desesperación dentro de mí…

    Me arrastro, ahora casi catatónico. El guardia tiene una cadena larga
    que lo rodea y un enorme bastón de goma bamboleante que golpea contra la
    pared mientras marcha. Todo está en silencio excepto por el goteo del
    agua, el chirrido de las botas de los guardias y el sollozo de un hombre
    en una celda"…

    (Basado en el artículo 'From now on you have no name': life in a Cuban
    jail, publicado por Stephen Gibbs en The Guardian) Continue reading

    Stephen Purvis o la vida de un extranjero en Cuba… hasta que la Seguridad toca a la puerta

    Stephen Purvis o la vida de un extranjero en Cuba… hasta que la Seguridad toca a la puerta marzo 19, 2017 El hogar de Purvis era una villa hermosa de los años 50, pronto llena con sus cuatro niños. Los sábados los pasaba en la piscina de un club en la playa. Pero el poderoso […] Continue reading

    El régimen libera a la Dama de Blanco Lismerys Quintana bajo amenaza de prisión

    El régimen libera a la Dama de Blanco Lismerys Quintana bajo amenaza de
    prisión
    DDC | La Habana | 15 de Marzo de 2017 - 01:58 CET.

    La Dama de Blanco Lismerys Quintana fue liberada la noche del martes
    después de haber sido interceptada y conducida por fuerzas del régimen a
    una unidad policial en La Habana, informó a DIARIO DE CUBA la líder del
    movimiento femenino, Berta Soler.

    Quintana contó a DDC que al llegar a la sede del movimiento femenino en
    Lawton, como hace de forma habitual todos los martes, cuando bajó en la
    parada la estaba esperando un carro de la Policía con un oficial de la
    Seguridad del Estado.

    "Me dijeron que tenía que acompañarlos. Me llevaron a la unidad del
    Cotorro y no me dijeron nada de por qué me detenían hasta que llegué a
    la estación", precisó.

    "Me están amenazando con que soy deudora de multas, debo 355 pesos.
    Estas son multas arbitrarias que ellos nos imponen a las Damas de Blanco
    solo por ejercer nuestros derechos. Allí me mantuvieron horas", denunció
    la activista.

    "Me dijo el oficial Yoan, que es quien me va a reprimir ahora según me
    anunció él mismo, que el día 27 me van a llevar a juicio. Me tengo que
    presentar ante los tribunales y pagar esa multa. Yo le dije que no iba a
    pagar nada porque son sanciones arbitrarias impuestas por ejercer
    nuestros derechos a la libertad de religión, expresión y de asociación",
    añadió.

    La opositora explicó que "cuando estaba en la celda fue una oficial que
    dice era de Menores" preguntando por sus hijos.

    "Vinieron aquí al CDR de mi casa amenazando con que se iban a llevar a
    mis hijos", confirmó.

    La opositora explicó que su esposo había viajado a Estados Unidos y que
    sus hijos (de 9 y 16 años) estaban solos mientras ella se encontraba
    bajo arresto.

    "Me liberaron casi a las 7:00 de la noche; me citaron para mañana
    (miércoles) en la unidad de Marianao para asuntos de Menores. Si no me
    presento me amenazaron con imponerme otra multa o acusarme de
    desobediencia", señaló Quintana.

    Pese a todas "las amenazas", que calificó de "tortura psicológica"
    contra ella y sus hijos, defendió que seguirá dentro del movimiento de
    las Damas de Blanco "hasta conseguir la libertad de todos los presos
    políticos".

    El martes Berta Soler denunció el arresto de Quintana, a quien daba como
    desaparecida, y condenó que "la nueva ofensiva del régimen para acabar
    con las mujeres es el hostigamiento a las familias" de las activistas.

    Source: El régimen libera a la Dama de Blanco Lismerys Quintana bajo
    amenaza de prisión | Diario de Cuba -
    http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1489539488_29646.html Continue reading

    El PCC es el responsable de la ausencia del «debido proceso» en Cuba

    El PCC es el responsable de la ausencia del «debido proceso» en Cuba El artículo 25 del Código penal cubano exime a los funcionarios públicos de toda responsabilidad en la represión por “obediencia debida” Marlene Azor Hernández, Ciudad de México | 14/03/2017 11:50 am “La banalización del mal”, frase y concepto relevante de la filósofa […] Continue reading

    Opositora denuncia que la encerraron con dos mujeres para provocarla a cometer un “delito común”

    Opositora denuncia que la encerraron con dos mujeres para provocarla a cometer un “delito común” marzo 01, 2017 Luis Felipe Rojas “Les dicen que tienen que tener problemas conmigo, que la causa de ellas se las van a arreglar para que ellas tengan menos años en la cárcel”, asegura la activista de UNPACU Nirma Hernández. […] Continue reading

    Activista de UNPACU lleva un mes en una celda de castigo

    Activista de UNPACU lleva un mes en una celda de castigo enero 31, 2017 Idolidia Darias Lizandra Rivera, detenida en diciembre pasado, permanece detenida en la cárcel de Mar Verde, en Santiago de Cuba, y relata en una carta los abusos carcelarios de los que ha sido víctima. La activista Lizandra Rivera, de 28 años, […] Continue reading

    Prometen a “El Sexto” liberarlo el próximo 28 de enero

    Prometen a “El Sexto” liberarlo el próximo 28 de enero El artista continúa encerrado en una prisión de máxima seguridad Jueves, enero 19, 2017 | CubaNet MIAMI, Estados Unidos.- El artista cubano Danilo Maldonado “El Sexto” podría ser liberado el próximo 28 de enero, según dijo a FoxNews la novia del grafitero, Alexandra Martínez. De […] Continue reading

    Visitando en la cárcel a Julio Ferrer Tamayo

    Visitando en la cárcel a Julio Ferrer Tamayo BORIS GONZÁLEZ ARENAS | La Habana | 19 de Enero de 2017 – 10:01 CET. La miseria cubana resalta cuando hace frío. En un país de poco invierno no resulta económico gastar dinero en abrigos y estos pasan de mano en mano por décadas. Me llamó la […] Continue reading