Carceles en Cuba
Calendario
February 2017
M T W T F S S
« Jan   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728  
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Aventuras del Ciberbandido (IX)

    Aventuras del Ciberbandido (IX)
    1 febrero, 2017 4:44 am por Eduardo Martínez Rodríguez

    El Consejo de Estado tiene entre sus muchos departamentos para la
    conformación y el trabajo ideológico con las masas, uno encargado del
    diseño y la confección de enormes vallas con propaganda política que se
    despliega en lugares estratégicos de la ciudad.

    Estos anuncios de metal no llevan mucho gasto, pues se erigen sobre
    soportes de estructura de acero cementada a la tierra y se utiliza como
    fondo planchas de aluminio aligerado. Regularmente se imprimen grandes
    murales de papel, los cuales serán pegados al aluminio por un
    sofisticado equipo especial compuesto por un camión viejo y un par de
    tipos armados con un rodillo, una escalera y un cubo de pegamento, casi
    siempre harina de trigo hervida, que si se le echa un poco de azúcar se
    puede comer.

    Estos murales siempre reflejan aspectos de la actualidad nacional como
    la batalla de ideas o cualquier cosa que sea beneficioso para el
    Gobierno. Son cambiados de cuando en cuando en la medida que se acerca
    algún evento de importancia, se le ocurre alguna locura a Castro, o se
    comienzan a deteriorar demasiado.

    Desde el año 2000, se encuentra muy vigente como protagonista en el
    centro de la batalla de ideas, la demanda por la liberación de los cinco
    espías, perdón, los cinco héroes prisioneros del Imperio.

    Estos muchachos sirven hoy para atacar a los norteamericanos, utilizados
    por el gobierno cubano y personajillos como Ricardito Alarcón, el
    presidente del parlamento, quien no sabe nada de economía, según le
    respondió en diciembre de 2006 a Eliécer Ávila en la UCI.

    Surgieron a la palestra pública cuando murió el caso del naufraguito
    Elián González, al lograr su retorno a las manos de su patriota papá y
    Fidel Castro. Se acabó ·la justa causa del pueblo cubano” y había que
    encontrar rápidamente otra. El viejo y ladino Comandante en Jefe se sacó
    la carta de la manga y todos recordaron a estos cinco muchachos, agentes
    de la Inteligencia cubana infiltrados en los grupos anticastristas de
    Miami hasta cuando fueron atrapados por el FBI. Y suerte para ellos que
    fueron atrapados por el FBI, pues si los cubanos de allá se llegan a
    enterar, no hubiera ahora por quien armar una campaña.

    Estos muchachos, quienes habían incluso puesto en peligro a su familia
    en bien de la patria, fueron recordados a dos años de estar en prisión y
    fueron promovidos al centro de la atención nacional como ultrapatriotas
    a los cuales es necesario rescatar.

    El país paga a un caro grupo de abogados seleccionados de entre los
    mejores de USA para tratar de sacarlos de la cárcel, aunque lo
    importante no es realmente que los liberen, sino la campaña en sí misma
    y todo el oleaje propagandístico que genera.

    Cuando varios diseñadores entregaron sus proyectos a los jefes del
    departamento de vallas políticas del Consejo de Estado para la próxima
    impresión del recambio de los murales, el de Pedro ganó el pequeño concurso.

    Es un enorme cartel todo blanco con enormes letras negras tipo arial al
    centro donde se lee: ¡LIBERTAD YA!
    ¿Libertad para quién? ¿Para los once millones de cubanos quienes llevan
    más de cincuenta años de miseria, inmersos en esta dictadura? No. Usted
    se detiene y observa bien la parte superior derecha del mural y podrá
    apreciar un 5 muy estilizado y artísticamente diseñado con tres
    arabescos muy curiosos como una estrella, las franjas de nuestra bandera
    y algo más. Toma su tiempo interiorizar estas geniales formas hasta
    cuando el observador se percata del número, qué representa, y de la real
    significación de todo el cartel: ¡Libertad ya para los Cinco Prisioneros
    del Imperio! ¡Bello!

    Lo que no tuvieron en cuenta los censores gubernamentales es que este
    mural dispuesto en varias réplicas por todo el país, es para leer desde
    el volante o los asientos de los coches que pasan raudos por la
    carretera donde son ubicados. No hay tiempo para leer e interiorizar el
    artístico 5, logotipo de reciente generación relegado a la esquina
    superior derecha.

    Las enormes letras, ¡LIBERTAD YA! es lo que permanece en el iris y la
    conciencia. Es lo que se le queda a uno martillando en el cerebro cuando
    pasas a 80 kilómetros por hora frente a este buen ejemplo de información
    subliminal ideado por el Ciberbandido, con la generosa ayuda de su amigo
    Pedro.

    Nadie nunca descubrió el ardid, ni le pareció interesar a ninguna
    autoridad que ordenara cambiarlo. El Ciberbandido se había anotado otro
    punto en el ataque contra el Gobierno y ni siquiera se habían percatado.
    Algunos otros continuarán.
    Nota: Estos carteles fueron retirados apresuradamente en febrero de 2009
    cuando en Seguridad del Estado leyeron esta obra.
    eduardom57@nauta.cu; Eduardo Maro

    Source: Aventuras del Ciberbandido (IX) | Primavera Digital –
    primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/aventuras-del-ciberbandido-ix/

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *