Carceles en Cuba
Calendario
April 2015
M T W T F S S
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    La imparcialidad de Yoani Sánchez tiene muchas grietas

    La imparcialidad de Yoani Sánchez tiene muchas grietas
    abril 15, 2015 3:04 am

    Cuba actualidad, Cidra, Matanzas, (PD) Abundantes grietas tiene la
    imparcialidad exhibida por Yoani Sánchez, directora del diario digital
    14yMedio, en su labor periodística. Eso quedó evidenciado en un uno de
    sus trabajos publicado por Café Fuerte, el pasado 28 de marzo, bajo el
    título Cuba en la Cumbre de las Américas: Polarización y sociedad civil.

    La controvertida comunicadora critica a quienes desde la auténtica
    sociedad civil cubana llaman por su verdadero nombre a las instituciones
    creadas, financiadas y dirigidas por el régimen de Raúl Castro para ser
    presentadas como organizaciones no gubernamentales (ONGs).

    Que estas son agrupaciones del gobierno quedó más que probado durante la
    celebración en Panamá, los días previos a la VII Cumbre de las Américas,
    del Foro de la Sociedad Civil de nuestro hemisferio. Las mismas
    sabotearon dicho evento al tratar de impedir, mediante la violencia, que
    los genuinos representantes del pueblo de Cuba expresaran allí sus ideas.

    Quien dirigió las agresiones físicas contra los demócratas cubanos en el
    citado encuentro fue el virtual agente de la policía política Abel
    Prieto Jiménez, uno de los principales asesores del dictador Raúl
    Castro. Las imágenes difundidas en Internet y por la misma prensa
    oficial cubana así lo confirman.

    Mezclados con agentes de Seguridad del Estado los integrantes de estas
    presuntas ONGs –que de independientes no tienen nada- fueron al hermano
    país centroamericano a recordarnos lo que sentenció Vladímir I. Lenin,
    en su obra La guerra y la revolución: “La guerra es la continuación de
    la política por medios violentos”.

    Allí, en Panamá, estos representantes del oficialismo hicieron la
    guerra. Dieron continuidad a la política represiva del régimen. Esto se
    traduce en el linchamiento mediático de sus oponentes, a quienes
    agredieron físicamente y tildaron de mercenarios y apátridas porque
    tienen ideas propias y cuentan con un impresionante valor y una
    excepcional lucidez que les permite expresar lo que los comisarios del
    Partido Comunista desearían que callaran.

    Calificar de intolerantes a los que llaman al pan, pan y al vino, “vino,
    es un error imperdonable de Yoani Sánchez. Ninguno de estos opositores
    ha saboteado jamás un evento del régimen, ni ha impedido que sus
    partidarios hablen.

    Los disidentes han optado siempre, durante décadas por defender a los
    desposeídos. Han sido la voz de los desprotegidos. Han hablado en nombre
    de aquellos que encuentran poco espacio en los medios oficiales.

    Todos los proyectos de la disidencia son inclusivos. Los urgentes
    llamados que ha hecho la prensa independiente desde su fundación han
    estado dirigidos a lograr que los diferentes actores de nuestra sociedad
    –incluidos los funcionarios del régimen- trabajen a favor de la
    edificación de un estado de derecho. Es la dictadura la que se opone a
    la materialización de esta empresa.

    Por tanto, difícil es entender que Yoani Sánchez haya colocado en una
    misma balanza a los demócratas que dicen la verdad y a los bandidos que
    los reprimen.

    Si en el evento de Panamá no se escuchó “el tan necesario discurso de
    respeto al otro y de pluralidad” que refiere Yoani Sánchez en su trabajo
    periodístico fue debido a la postura intolerante y violatoria de las
    leyes y las normas morales que asumieron los representantes del régimen.

    Es cierto, como señala la comunicadora, que las organizaciones
    oficialistas como la Central de Trabajadores de Cuba, la Federación de
    Mujeres Cubanas, entre otras, la integran “un elevado número de
    cubanos”. Pero la mayoría no participa en sus eventos y sólo son
    miembros formales de estas instituciones a las que desprecian. Si Yoani
    Sánchez revisa los informes de sus últimos plenos y congresos se
    convencerá de ello. O si lo desea, que le pregunte a sus vecinos y
    amigos. Que se baje del piso 14 del edificio donde vive y recorra las
    calles y los barrios marginales de Marianao, la Habana Vieja y Centro
    Habana.

    En las embajadas de países extranjeros adonde ella asiste con muchísima
    frecuencia no siempre se valora con certeza el sufrimiento de nuestro
    pueblo. Tampoco durante sus giras internacionales de publicidad. Hay que
    ir a las zonas rurales donde los jóvenes se quejan por la ausencia de
    opciones recreativas y en las que a los campesinos honestos y
    trabajadores les roban su ganado. Es necesario visitar los barrios
    pobres de las ciudades para conversar con los millones de
    afrodescendientes a los que por el color de su piel el régimen les
    impide trabajar como directivos o funcionarios de entidades económicas.

    A los sinvergüenzas hay que llamarlos por su nombre. Eso, quienes mejor
    lo saben son los hambrientos cubanos, los que tienen que esperar una
    hora para poder abordar un ómnibus estatal, los que no disfrutan del
    libre acceso a la Internet, los maltratados en las prisiones, los que
    viven en zonas donde escasea el agua potable y en las que son frecuentes
    las interrupciones del servicio eléctrico.

    Quien no ha visto con sus propios ojos cómo diez policías, en una
    cárcel, esposan a un adolescente de 17 años –con las manos a la espalda-
    lo derriban al suelo a puñetazos y lo patean hasta que pierde el
    conocimiento, no podrá nunca comprender a quienes llaman a los
    abusadores por su nombre y se aferran a la verdad como un perro a su hueso.

    Si Yoani Sánchez no reflexiona y cambia su controvertida mentalidad las
    grietas de su imparcialidad aumentarán. A ello contribuirán las cubanas
    y los cubanos que viven convencidos de que agrupaciones como la
    Asociación Nacional de Agricultores Pequeños y los Comités de Defensa de
    la Revolución son instituciones gubernamentales.

    Para Cuba actualidad: sanchesmadan61@yahoo.com

    Source: La imparcialidad de Yoani Sánchez tiene muchas grietas |
    Primavera Digital –
    http://primaveradigital.net/la-imparcialidad-de-yoani-sanchez-tiene-muchas-grietas/

    Tags: , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *