Carceles en Cuba
Calendario
December 2014
M T W T F S S
« Nov   Jan »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Dónde están las cicatrices de guerra de Fidel Castro?

    ¿Dónde están las cicatrices de guerra de Fidel Castro?
    Antonio Maceo participó en 800 combates. Llevaba en su cuerpo 22 cicatrices. ¿Por qué nada se dice de las heridas del Comandante en Jefe, después de sus tantos combates y sólo se conoce una foto donde Celia Sánchez le pone una curita en un dedo de su mano?
    lunes, diciembre 15, 2014 |  Tania Díaz Castro

    LA HABANA, Cuba -Es necesario analizar mucho más la historia de la Revolución Castrista, aclarar tantos puntos oscuros, contradicciones y falsedades entre sus líneas torcidas, escritas durante más de 55 años.

    Se sabe que Antonio Maceo había participado en 800 combates y que por esa razón llevaba en su cuerpo 22 cicatrices. ¿Por qué entonces nada se dice de las cicatrices del Comandante en Jefe, después de sus tantos combates y sólo se conoce una foto donde Celia Sánchez le pone una curita en un dedo de su mano? ¿Es que nunca recibió un tiro o es que no participó en los combates?

    ¿Por qué durante más de tres décadas, para referirse a los crímenes de la tiranía batistiana, aseguraban que eran veinte mil muertos y hace apenas unos años dejó de citarse esa cifra, así como la horrible historia de los ojos de Abel Santamaría?

    ¿Es así todo lo que ocurre con la historia de la Revolución de Fidel Castro?

    Uno de los hechos que más llama la atención, es el levantamiento armado del 30 de noviembre de 1956, ocurrido en la ciudad de Santiago de Cuba, en apoyo al desembarco del yate Granma.

    Casto Amador Hernández, uno de los combatientes más destacados en la preparación y ejecución del levantamiento, escribió en diciembre de 1959 que ¨Dispusimos sólo de cuatro días para planear el ataque a las instalaciones militares, realizar sabotajes en los centros de servicios públicos, alumbrado, teléfonos, así como el bloqueo a las bocacalles de acceso al Cuartel Moncada y demás guaridas de la tiranía¨.

    El levantamiento, realizado con la loca premura que caracterizó siempre al Movimiento 26 de Julio, en busca del factor sorpresa, fue un total fracaso.

    En otro momento, se dijo que el plan sería más amplio: no sólo el asalto a las Estaciones de la Policía Nacional, sino además a la Policía Marítima, bombardeo al cuartel Moncada, bloqueo y cerco de esa fortaleza, destrozo de la pista del aeropuerto, asalto a ferreterías para conseguir armas, fuga de presos políticos de la cárcel de Boniato y atentados al enemigo para obtener fusiles.La historia de dicho levantamiento se ha escrito tanto, que descubrir lo que realmente ocurrió ese día, está más claro que el agua. Aunque periodistas de la prensa oficial han repetido como papagayos que ese día la ciudad santiaguera se vistió de verde olivo, que las calles se inundaron de disparos y que la heroicidad de Pepito Tey fue extraordinaria, la verdad fue otra.

    En los primeros momentos del ataque a la Estación de la Policía, Pepito Tey cayó muerto de un disparo. Luego Otto Parellada y por último Tony Alomá. Nunca se ha dicho si hubo más víctimas. ¿Cómo se explica que en esta acción terrorista de tan grandes dimensiones, donde participó toda la ciudad de Santiago de Cuba, hayan muerto solamente tres hombres?

    El plan contra el cuartel Moncada, que debía ser blanco de un mortero para impedir la salida de los militares, falló porque la noche antes fueron presos los encargados de la misión.

    La ametralladora que serviría de apoyo a Tey, nunca llegó. Las granadas que lanzaron los combatientes contra la Estación, no estallaron. Frank País ordenó la retirada. Ninguno pudo penetrar en el edificio y los que quedaron con vida lograron huir, ocultos entre la gente que caminaba por las calles. A las dos horas del levantamiento, la ciudad volvía a su normalidad. Si algo se logró, dicho por País, fue la felicidad que sintió al vestir el uniforme verde olivo.

    Pero sobre todo, es falso que el pueblo hubiera luchado por la libertad junto a los conspiradores. Prueba de ello fue que a los cuatro meses, el 9 de abril del siguiente año, la huelga general decretada por Fidel Castro, fracasó. El pueblo le dio la espalda. También lo hizo el 5 de agosto de 1958. Jamás, como expresara en el 2003 el alto dirigente Esteban Lazo, ¨Fue el pueblo quien precipitó la caída de la dictadura¨.

    Source: ¿Dónde están las cicatrices de guerra de Fidel Castro? | Cubanet – http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/las-cicatrices-de-fidel-castro/

    Tags: , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *