Carceles en Cuba
Calendario
June 2013
M T W T F S S
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    Reportando desde una isla prisión

    Reportando desde una isla prisión
    [10-06-2013]
    Roberto de Jesús Guerra Pérez
    Hablemos Press

    (www.miscelaneasdecuba.net).- Roberto de Jesús Guerra, fundador de la
    agencia de prensa Hablemos Press participó en el Foro de la Libertad de
    Oslo para contarle al mundo la realidad que viven los periodistas
    independientes en Cuba.

    Cuando tenía 14 años, participé de una reunión en mi barrio, organizada
    por miembros del Partido Comunista de Cuba. El delegado dijo: “debemos
    agradecer a la revolución por los alimentos que nos venden cada mes por
    la cuartilla de racionamiento”. Yo respondí que “con 5 libras de y
    10 onzas de no se vivía”. A los pocos días me condenaron por
    peligrosidad social predelictiva, junto a 196 jóvenes de la región y me
    condenaron a pasar un año y medio en un centro de trabajos forzados para
    menores, donde me obligaban a trabajar cortando caña.

    Mi historia nunca se publicó en un medio de comunicación.

    Mi nombre es Roberto de Jesús Guerra Pérez, tengo 34 años y soy un
    periodista independiente, fundador y director del Centro de Información
    Hablemos Press, el medio de comunicación NO gubernamental más grande que
    hay en estos momentos en Cuba.

    Déjenme mostrarles qué es lo que significa ser periodista independiente
    en Cuba.

    Así es la prensa NO gubernamental en las democracias. Ya sea en los
    países ricos, como , España o Noruega o en los países
    menos ricos, como Argentina, hasta los países más pobres, como o
    Paraguay.

    Todos estos medios de comunicación privados están debidamente
    registrados y reconocidos por los gobiernos de sus respectivos Estados
    como empresas familiares, o sociedades anónimas y de responsabilidad
    limitada.

    En todos estos medios de comunicación NO gubernamentales trabajan
    periodistas muy bien educados, con estudios de postgrados en las mejores
    universidades del mundo.

    Ahora volvamos a mi medio de comunicación.

    Les presento la sala principal de redacción de Hablemos Press, que se
    sitúa en el mismo cuarto y sala donde duermo y como con mi esposa.

    Los cubanos no podemos construir legalmente, alquilar o comprar una casa
    para instalar un medio de comunicación o crear uno nuevo. Aunque alguien
    me regalara el dinero para hacerlo, no podría.

    Les presento nuestra imprenta. Es una impresora Canon que me regaló un
    amigo de República Checa que conoció del trabajo de Hablemos Press. Con
    ella imprimo de 400 a 600 ejemplares de mi periódico cada semana. Somos
    reprimidos y detenidos por imprimirlos y repartirlos.

    Ni mi impresora, ni mi periódico están registrados legalmente. Son
    oficialmente ilegales. En Cuba solamente el periódico gubernamental
    Granma tiene una imprenta legal con la autorización de realizar
    impresiones masivas.

    En Cuba ningún ciudadano, nacional o extranjero, puede tener una
    imprenta legalmente. Aunque alguien me la quisiera regalar, en Cuba yo
    no puedo tener una imprenta.

    Les presento la cámara fotográfica con la que realizamos en Hablemos
    Press la mayoría de los videos.

    Tanto mi cámara como mis notas audiovisuales son ilegales. En Cuba
    solamente el canal del Partido Comunista (Cubavision) tiene acceso legal
    a la televisión.

    Ninguna persona particular, extranjera o cubana, podría instalar
    legalmente un canal de televisión en Cuba. Nadie podría legalmente
    comprar equipos, cámaras, micrófonos, repetidoras y antenas parabólicas
    en Cuba.

    Les presento el lugar donde hemos venido publicando las decenas de notas
    y videos desde nuestra fundación en 2009. Los videos los filmo yo o uno
    de mis corresponsales. Luego los editamos y los subimos a YouTube o los
    enviamos a nuestros amigos de Misceláneas de Cuba, en Suecia.

    Estas son las condiciones en las que debemos desarrollar nuestro trabajo
    periodístico.

    ¿Por qué digo entonces que soy periodista y que dirijo el mayor medio de
    comunicación independiente de mi país?

    Pues simplemente porque esa es la verdad. Y la verdad no necesita
    aprobación gubernamental para ser verdad.

    Dejé la a los 14 años y me dediqué a vender dulces caseros,
    hechos por mi madre. A esa misma edad me sancionaron con trabajo forzado
    por criticar las cuartillas de racionamiento. Luego de cumplir con la
    sanción de año y medio, me dediqué a ordeñar vacas en una finca ganadera
    de la provincia La Habana, hasta que en el año 2004, ante el
    encarcelamiento masivo de la disidencia durante la llamada Primavera
    Negra de Cuba y la sugerencia de Julio Machado, maestro del periodismo
    independiente fallecido en Miami, decidí comenzar a ejercer el periodismo.

    En mi país solamente el gobierno puede educar y dar empleo a los
    periodistas y el propio gobierno decide quiénes son los que pueden
    estudiar periodismo en la .

    Por eso es que si bien no tengo un título universitario de periodista y
    el gobierno ilegaliza y castiga cualquier publicación que muestre una
    realidad distinta a la propaganda de los medios oficiales, a mí y a mis
    colegas de Hablemos Press nos apasiona tener la oportunidad de ejercer
    un periodismo independiente único en el país, aunque esto ponga en
    riesgo nuestra libertad y nuestras propias vidas.

    Con mi pequeña impresora y mi cámara, realizo un trabajo en mi país que
    es equivalente al que realizan los más grandes periodistas y medios de
    comunicación del mundo. Hablemos Press fue el primero en reportar en
    julio del 2012 la existencia de cólera en el oriente de Cuba, cuando la
    propaganda oficial de mi país se jacta de tener el mejor sistema de
    salud del mundo.

    Somos una organización de 32 corresponsales que trabajan de manera
    voluntaria en toda Cuba. No tenemos salarios, ni equipos profesionales.
    La mayoría de nosotros trabajamos a medio tiempo, algunos vendiendo ajo
    como es el caso de Calixto Ramón o criando cerdos como Arian, o
    vendiendo tamales como Gerardo.

    Fuimos los primeros en denunciar las muertes masivas de ancianos en el
    Siquiátrico de La Habana, cuando la propaganda oficial de mi
    país se jacta de tener el mejor sistema de salud.

    Fuimos los primeros en mostrar videos de los campesinos de la sierra que
    viven en la miseria y que son explotados, cuando según mi país no hay
    pobreza en el campo cubano y estos viven felices.

    Fuimos los primeros en mostrar el encarcelamiento de la Dama de Blanco
    Sonia Garro y la activista Madeline Lázara, cuando según el gobierno de
    mi país las personas de raza negra deben estar eternamente agradecidas
    con la revolución.

    Hemos sido los primeros en mostrar videos de la represión y
    encarcelamiento de decenas de homosexuales cuando la hija de Raúl Castro
    viaja por todo el mundo pregonando los avances de la revolución en
    asuntos de género.

    Fuimos los primeros en mostrar que más de 35 mil habitantes se han
    enfermado producto de los gases contaminantes de la fundición Antillana
    de Acero en La Habana.

    Por hacer este trabajo que sería de lo más común y corriente en
    cualquier democracia, tanto yo como mis corresponsales hemos ido a la
    cárcel más de dos veces.

    Por ejemplo, por denunciar el brote de cólera, mi corresponsal Calixto
    Ramon sufrió 7 meses en la cárcel. Por informar sobre la represión
    contra la oposición en Guantánamo, Enyor Diaz pasó un año y el resto ha
    estado detenido hasta cuatro veces por mes.

    Por ejercer el periodismo, yo mismo he pasado más de tres años en la cárcel.

    Por ejercer este noble oficio, tanto yo como mis corresponsales en toda
    Cuba somos tildados de “gusanos”, “mercenarios” y
    “contrarrevolucionarios”, y estamos sujetos a encarcelamientos
    periódicos y actos de repudio.

    A la comunidad internacional le pedimos medidas firmes y enérgicas para
    acabar con la tiranía de mi país.

    Por ejemplo, no es posible que solamente las embajadas de República
    Checa, Suecia, y la Sección de Intereses de EEUU dentro de la embajada
    suiza, sean las que nos presten un par de horas de , mientras el
    resto del cuerpo diplomático no nos prestan ningún tipo de ayuda.

    Le pedimos a la UNESCO, la UNICEF, y el Consejo de Derechos Humanos de
    la ONU, que en vez de simplemente repetir la información falseada que
    les presenta el régimen castrista, apoyen y lean a la prensa
    independiente. Que sigan nuestro trabajo en Hablemos Press. Que lean los
    blogs de nuestros colegas. A través de esos medios, tal vez puedan
    enterarse de injusticias, como que un niño de 14 años sea condenado a
    trabajos forzados por quejarse sobre los alimentos racionados que vende
    el régimen a sus ciudadanos.

    Si bien yo y muchos de nosotros no tuvimos la oportunidad de asistir a
    la universidad y estudiar periodismo, nos guían los mismos principios
    que se enseñan en las mejores facultades de periodismo en los países
    democráticos del mundo: la búsqueda de la verdad, la libertad, la
    honestidad, la crítica del poder y la objetividad en la forma de cubrir
    las noticias.

    Los periodistas en los países libres sueñan con el prestigio, sueñan con
    trabajar en los más grandes medios de comunicación, con que sus libros
    sean los más vendidos, con adquirir fama mundial, con que sus primicias
    y noticias exclusivas sean las más vistas, con que sus empresas
    periodísticas sean las que obtengan el mayor rating y las mejores
    críticas de sus lectores, televidentes o radiooyentes.

    En Cuba, los periodistas independientes, soñamos solamente con una cosa:
    que haya libertad de opinión, expresión, movimiento, que no seamos
    perseguidos, soñamos con la libertad.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/51b5c7233a682e125ce51c78#.UbXqRJz4K8o

    Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *