Carceles en Cuba
Calendario
April 2011
M T W T F S S
« Mar   May »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Archives
Recent Comments

    TESTIMONIO DE UN PRESO SOBRE CRÍMENES EN LA PRISIÓN KILO 8

    TESTIMONIO DE UN PRESO SOBRE CRÍMENES EN LA PRISIÓN KILO 8
    23-04-2011.
    David Vera Guerra

    (www.miscelaneasdecuba.net).- Camagüey. Soy el único sobreviviente del
    bárbaro crimen ocurrido el 29 de julio del año 2007, donde fueron
    asesinados mis dos compañeros Carlos Rafael Labrada Osen, de 23 años de
    edad, y Amauri Medina Puig, de 28 años, en el renombrado centro de
    tortura Kilo 8, en Camagüey, desde donde declaro a la opinión pública
    nacional e internacional, a todas las organizaciones de derechos humanos
    la realidad de los hechos a través del Centro de Información Hablemos
    Press, agencia de prensa independiente que me ha dado esa posibilidad.

    Mi nombre es David Vera Guerra, uno de los tantos presos que han sido
    torturados bajo este régimen castrista.

    Todo comenzó el 19 de mayo del 2007, cuando cuatro prisioneros
    agredieron a Carlos Rafael Labrada, quien se encontraba durmiendo en el
    destacamento número 7 y con un objeto punzante le dieron cuatro
    puñaladas perforándole un pulmón por dos parte. Gracias a Dios aunque
    estuvo grave con peligro para la vida, se salvó.

    Los cuatro presos que cometieron el hecho los mandaron para una celda de
    castigo donde permanecieron 10 ó 15 días, posteriormente fueron ubicados
    nuevamente en el destacamento donde se encontraba Carlos Rafael que se
    recuperaba de la operación a la que fue sometido.

    Allí convivimos con ellos entre ofensas y rencilla por un tiempo, hasta
    que el día 29 de julio decidimos nosotros mismos acabar con todos esos
    insultos por nuestros propios medio.

    Le arrebatamos las llaves al guardia de la celda donde se encontraban
    los reos del problema. Cuando intentábamos abrir la celda uno de los
    militares que aún trabaja aquí, Luis la Barba conjuntamente con otro
    militar conocido por Florida, agredieron a Carlos Rafael salvajemente.
    Salí inmediatamente de mi celda con un pincho en la mano y les dije que
    el problema no era con ellos.

    En ese momento más de 50 militares llegaron armados con palos y
    cabillas, comenzaron a golpearnos salvajemente por todo el cuerpo,
    sobre todo por la cabeza. Carlos Rafael murió en el acto, unos de los
    golpes en la cabeza le provocó la muerte instantánea. Amauri lo dejaron
    casi muerto y a mí me golpearon hasta dejarme sin conocimiento.

    Nos arrastraron a los tres por los pies hasta el puesto médico. Allí
    recobré el conocimiento y vi cuando los militares le tiraron un cubo de
    agua hirviendo a Amauri al ver que agonizaba y lo quemaron. También vi
    el cuerpo ensangrentado ya sin vida de Carlos Rafael tirado en el suelo
    como si fuera un perro.

    Fuimos montados en una ambulancia y nos llevaron para el hospital
    Provincial de Camagüey. Al ver el estado en que se encontraba Amauri fue
    directo al salón de operaciones donde los médicos no pudieron hacer
    mucho por salvarle la vida y murió producto a los golpes y las
    quemaduras que le proporcionaron los guardias de la prisión Kilo 8.

    Me salvé de milagro. Me operaron la cabeza; me cogieron 25 puntos de
    sutura en la frente, tenía en mi cuerpo seis puñaladas.

    Soy el único sobreviviente de esta masacre. A los días de operado y no
    en completa recuperación fui llevado para la prisión Cerámica Roja
    donde me metieron en una celda de castigo por 3 meses y 18 días.
    Escondiéndome hasta de mis familiares para que no vieran en el estado en
    que yo me encontraba.

    Posteriormente, me trasladaron nuevamente para la prisión Kilo 8. Cuando
    llegué, los propios guardias que habían asesinado a mis amigos y
    golpeado salvajemente a mí, me amenazaron y me dejaron claro que a ellos
    no le costaba trabajo matarme a mí también.

    Desde la fecha, he sido sometido a decenas de maltratos y humillaciones.
    Aún permanezco en celda tapiada, en primera fase, régimen de mayor
    severidad porque según ellos (los militares) soy de un alto potencial
    delictivo y no estoy acto para convivir con los demás prisioneros.

    Estos nombres son de alguno de los militares que estuvieron involucrados
    en el horrendo crimen, ellos son: Lasi, Montenegro, Parra, Orlis, Luis
    de Barba, Angelito, faltan muchos más que desconozco sus nombres.

    Esta es la verdad. Es el testimonio que en pleno juicio y facultades
    doy a conocer. Soy David Veras Guerra, vecino de la Finca El Piñón, La
    Sierrita, Cumanayagua, Cienfuegos. Único testigo del crimen ocurrido el
    29 de julio del 2007, donde fueron asesinados Carlos Rafael Labrada Osen
    y Amauri Medina Puig.

    Me encuentro confinado en la prisión de máxima severidad Kilo 8 en la
    provincia Camagüey.

    Tags: Tortura, Cárcel, Disidente, Represión

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=32042

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *